Así avanza la visita del Asistente del Padre General a nuestra Provincia

Desde el pasado 20 de junio, y hasta el próximo 19 de julio, el P. Gabriel Ignacio Rodríguez, S.J., Asistente Regional del Padre General para América Latina Septentrional (ALS), está de visita en la Provincia Colombiana.


La visita que se realiza cada 3 o 4 años, le permite al Padre General, a través de su Asistente, recibir información sobre el estado actual de las Provincias. Este es un procedimiento habitual dentro de las responsabilidades de los Asistentes Regionales del General, que “nos permite tener contacto con las personas, recoger información de manera directa y tener un diálogo más detallado y profundo con cada Provincial acerca de la realidad que se vive en las Provincias” dice el P. Rodríguez.

Las primeras impresiones

Luego de algunas visitas a las regiones, encuentros con Comunidades, Superiores, Directores de Obra y jesuitas que han convesado con él, el P. Rodríguez nos compartió las impresiones de su primera semana: “Veo la inmensa vitalidad de la Provincia, cosas nuevas que no conocía y que solo acercándose a los Directores de Obra y a las situaciones particulares de cada institución se pueden captar.”

Asegura que la Regionalización está viva y que percibe que la Provincia está comprometida con los procesos de reconciliación y de paz en el país, que hay vigor en la promoción vocacional y se está haciendo un trabajo novedoso con los jóvenes ignacianos. Así mismo, afirma que experimenta “optmismo al ver que las nuevas generaciones de jesuitas asumen la responsabilidad de las instituciones apostólicas y empiezan a rediseñar la Provincia.”

“Siento que las Obras están buscando cómo ser pertinentes ante la situación del país; es estimulante constatar la inmensa colaboración de hombres y mujeres que tabajan codo a codo con los jesuitas”, puntualiza.

Al finalizar las 4 semanas de permanencia en Colombia, el P. Gabriel Ignacio Rodríguez, S.J., regresará a Roma para continuar su misión, pero esta vez llevando información fresca y de primera mano sobre nuestra Provincia al Padre General.