Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

Aporte Ecológico a la homilía del domingo

  •   Domingo Junio 25 de 2017
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.

Nos dice Mateo en el evangelio de hoy: “No teman a los hombres. No hay nada oculto que no llegue a saberse” (Mt. 10, 26).


Nos dice Mateo en el evangelio de hoy: “No teman a los hombres. No hay nada oculto que no llegue a saberse” (Mt. 10, 26).

Es consolador ver cómo la intención oculta de Donald Trump, al no firmar el pacto contra el Cambio Climático, se ha ido descubriendo. La prueba es que al menos 211 alcaldes han adoptado el este Acuerdo de París para sus ciudades. Incluso 13 gobernadores estatales (incluyendo algunos republicanos) se han ido integrando a una “Alianza por el Clima”, para luchar contra el calentamiento del planeta.

En Colombia, la Ciénaga Grande de Santa Marta, ha sido declarada un ecosistema estratégico, como sitio Ramsar, es decir reserva mundial de biosfera. A pesar de eso, cada vez más, por desidia de los gobernantes, se ha ido desvaneciendo ante las acciones que la atacan por todos lados, como es el caso de la desecación de algunas zonas, de las quemas, de la construcción de diques ilegales, de la sobreexplotación de aguas subterráneas y de la construcción de carreteras en sitios prohibidos.
Quienes hacen estos males al norte del país, están en contra de Jesús, quien pone como primer mandamiento el de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo. Por eso mismo no se merecen la promesa que aparece en Mateo: “A quien me reconozca delante de los hombres, yo también lo reconoceré delante de mi Padre que está en los cielos“(Mt. 10,32).

Podemos decir, que en este tanto los autores de los daños de la Ciénaga, como los gobernantes negligentes, están en contra de lo que afirma el profeta Jeremías sobre sí mismo: “Canten y alaben al Señor, porque Él ha salvado la vida de su pobre de la mano de los malvados” (Jer. 20,13).

La misma encíclica LAUDATO SI, hablando de los profetas dice: ”Los escritos de los profetas invitan a recobrar la fortaleza en los momentos difíciles contemplando al Dios poderoso que creó el universo. El poder infinito de Dios no nos lleva a escapar de tu ternura, porque en él se conjugan el cariño y el vigor” (L. S., nr 73).