Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

"Lo mataron colgándolo de la cruz, pero Dios lo resucitó al tercer día"...

  •   Domingo Abril 01 de 2018
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.
  •    Pascua

El libro de los Hechos de los Apóstoles nos narra cómo Pedro tomó la palabra y dijo: “Lo mataron colgándolo de la cruz, pero Dios lo resucitó al tercer día y concedió verlo no a todo el pueblo, sino a los testigos que había escogido de antemano” (Hechos 10, 39-41).


Algunos testigos de la resurrección respondieron muy lentamente a este hecho, único en la Historia de la Humanidad. Tal fue el caso de los discípulos de Emaús, que salieron de la ciudad, del todo pesimistas. Se habían quedado esperando la Resurrección (Lucas 24,21).

Pero otros creyeron rápido. Es simpático y bello caso de Juan. Llegó corriendo al sepulcro antes que Pedro. Sin embargo muy culto le cedió el puesto a quien era la piedra, como lo es hoy el Papa Francisco. Después entró y le bastó ver el sepulcro vacío para ver y creer (Juan 20, 8).

Hoy se nos habla con frecuencia del Cambio Climático. Hay gente que rápidamente cree y busca tomar medidas para colaborar con el medio ambiente en favor de toda la Humanidad. Otros, como El presidente Trump prefieren cuidar sus bienes y riquezas y no el bien de los demás.

Es que hay gente que hasta que no siente las calamidades no va a creer y a actuar. Así pasa con ciertos gobiernos, como el nuestro, que sigue permitiendo a las grandes compañías el que obren “legalmente” en casos como la minería, en especial del oro y el petróleo, pero “injustamente” con las comunidades campesinas, que defienden la tierra.

En la actualidad se da el caso de que sea legal, por orden de un Ministro del actual gobierno, el que la CAR (Corporación Autónoma Regional) de Cundinamarca no pueda intervenir en ciertas circunstancias en la cuales estaría defendiendo a los campesinos. Eso es legal, pero no justo!

Qué bueno también encontrar signos pequeños de resurrección, en nuestras vidas, como el caso de usar para bien de toda la humanidad la energía solar y la eólica. O que se esté ya remplazando el uso de los plásticos contaminadores con el empleo de los bio–plásticos compuestos de restos de plantas, que no contaminan el medio ambiente.