Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

El evangelio nos invita a vivir el sacramento de la Reconciliación

  •   Domingo Abril 08 de 2018
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.
  •    Pascua

El libro de Los Hechos de los Apóstoles, para ilustrar el resumen de la vida en comunidad, en donde se compartía todo, presenta dos ejemplos de signo opuesto. El primero, el caso del levita José que vendió su propiedad y puso todo el dinero a disposición de los apóstoles.


Del segundo caso se afirma que Ananías también vendió propiedad, pero se quedó con parte del precio, sabiéndolo también su mujer (Hech. 4, 2). El hecho castigado es por haber mentido al hacerlo.

Hoy también se dan casos de alguna manera parecida. Muchas personas han sido honesta al negociar fincas y ponerlas a producir, con beneficio para los demás. Otras personas les han robado tierras a los campesinos, como es caso de tantos narcotraficantes. En lugar de beneficiar a los demás han puesto los campos a favor del vicio y de la muerte.

El evangelio nos invita a vivir el sacramento de la Reconciliación, del perdón de los pecados. Qué bueno que muchas ás personas se confesaran hoy en día también de los pecados contra el Medio Ambiente. Es fácil, si se quiere, pensar. Por ejemplo, ¿Estos plásticos que estoy arrojando al suelo, no dañan las alcantarillas y perjudican a los pobre?

Aunque el Papa Francisco en muchos sitios habla del pecado contra la humanidad, contra nuestra Casa Común, cuando destruimos la naturaleza, pone también el ejemplo de lo que afirma el Patriarca Ecuménico Bartolomé: “porque un crimen contra la naturaleza es un pecado contra nosotros mismo y un pecado contra Dios” (Laudato Si, n. 8).

En nuestro país es el caso de quienes roban y destruyen grandes extensiones de bosques, para cultivar ganado. Se olvidan que el estiércol del ganado es de los grandes contaminantes del suelo y que el arrasar árboles es contra nuestra vida, que necesita del agua y del oxígeno.