Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

“Quien cumple sus mandamientos permanece en Dios y Dios en él”

  •   Domingo Abril 29 de 2018
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.
  •    Pascua

Las palabras de la carta de San Juan hoy nos pueden dar pistas acerca de cómo votar en la elección para presidente de la república. Nos allí: “Hijos míos: no amemos solamente de palabras, amemos de verdad y con obras”.


Un peligro, que ha sido frecuente en las elecciones, es encontrar cantidad de candidatos que hablan bellezas con sus palabras y discursos, pero después en cuanto a sus obras e inclusive en lo que respecta a la honestidad, se quedan muy atrás.

A todos nosotros ya en particular nos vienen muy bien estas otras palabras de San Juan: “Quien cumple sus mandamientos permanece en Dios y Dios en él” porque son una invitación a vivir como verdaderos cristianos en todo el sentido de la palabra. Y esto incluye el aspecto del respeto por la Casa Común, por la Ecología.

En el evangelio de hoy, el mismo Jesús con una bella comparación tomada de la naturaleza nos recuerda quién es Él y quiénes somos nosotros: Él es la Vida verdadera que da frutos y nosotros los sarmientos. El que permanece en Él da frutos abundantes. Es una clara invitación a dar frutos, que muestren que somos sus discípulos.

El Papa Francisco en su encíclica LAUDATO SÍ, Alabado seas Señor, nos dice: “El bien común presupone el respeto a la persona humana en cuanto tal, con derechos básicos e inalienables ordenados a su desarrollo integral. También reclama el bienestar social y el desarrollo de los diversos grupos intermedios, aplicando el principio de la subsidiariedad” (n. 157).

Más adelante el Papa continúa invitándonos a que apliquemos todo esto a la familia como cédula básica de la sociedad, a la paz social y a la justicia distributiva. Aspectos también que ojalá tocaran los candidatos. Lo mismo nosotros en nuestra vida cotidiana.

Podemos hablar bellezas de la Ecología, pero seguir contaminando las aguas de los ríos, tirando la basura el suelo, lo mismo que los plásticos. Lo mismo, seguir usando en nuestro país productos transgénicos en las plantaciones con perjuicio del Bien Común.

Por fortuna, tenemos ejemplos en este últimos campo muy bellos. En el municipio de San Lorenzo del departamento de Nariño, gracias al empeño y trabajo valiente de una joven profesional y la Red de Semillas han logrado prohibir el uso de semillas transgénicas.

Hace años allí cultivaban 10 variedades de arroz de las 23 que existen en todo el mundo. Con el uso del producto de la empresa Monsanto las especies de esta planta se estaban perdiendo. Ahora esperan recuperar la variedad y la salubridad de los consumidores. .

El fundamento último de nuestro empeño ecológico nos los ofrece el mismo san Juan en el mismo texto que comentamos arriba: “Ahora bien, éste es su mandamiento: que creamos en la persona de Jesucristo, su Hijo y nos amemos los unos a los otros, conforme al precepto que nos dio” (1ª Juan 3, 23).