Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

“Galileos, ¿qué hacen allí parados, mirando al cielo?

  •   Domingo Mayo 13 de 2018
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.
  •    Pascua

El evangelio de este día nos presenta a Jesús “que después de hablarles, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios. Ellos fueron y proclamaron el Evangelio en todas por todas partes” (Marcos 16,19). Estamos en la fiesta dela Ascensión que hoy la Iglesia celebra en todo el mundo, con una alegría especial.


En la primera lectura, tomada del capítulo 13 de los Hechos, se nos habla también de la Ascensión del Señor a los cielos. Lucas lo hace al comienzo de la Iglesia, que tiene su espacio desde la partida de Jesús hasta el su regreso al final de los tiempo. Mientras tanto, insiste, los discípulos no pueden quedarse inactivos contemplando la victoria de Jesús, mirando fijamente a los cielos.

Por eso, en seguida añade cómo se presentaron dos hombres vestidos de blanco que les dijeron: “Galileos, ¿qué hacen allí parados, mirando al cielo? Ese mismo Jesús que los ha dejado para subir el cielo, volverá como lo ha visto alejarse” (Hechos 1, 11).

Es una invitación a pasar de la contemplación a la acción. Todos tenemos una misión, que sin duda ha sido diferente a través de los siglos. El mismo Lucas nos recordará con un tinte muy ecológico cómo “En épocas pasadas, Dios dejó que cada pueblo siguiera su camino, aunque siempre se dio a conocer por sus beneficios, mandando la lluvia y la cosecha a su tiempo, dándoles así comida y alegría en abundancia” (Hechos 14,17).

Hoy nos enfrentamos a otros fenómenos propios de nuestra época. Por ejemplo, al Cambio Climático y a las demás crisis ecológicas, como las narradas con todo detalle, en el capítulo primero la encíclica Laudato Si, sobre el cuidado de la Casa Común.

Por fortuna la iglesia no ha estado distante a estos retos. Por ejemplo, a propósito de la crisis de la Región Amazónica el mismo Papa Francisco ha convocado a un Sínodo para analizar las consecuencias y las posibles respuestas de parte de las iglesias amazónicas. Hace ya como un mes se reunió en Roma con la comisión responsable de asesorar este Sínodo para buscar los retos y respuestas posibles.

La Arquidiócesis de Bogotá y los obispos de las cercanías del río Bogotá ya han realizado dos amplias reuniones para analizar la problemática que plantea el descuido del gobierno hasta ahora y las consecuencias que está trayendo, sobre todo en contra de los campesinos y los pobres de los barrios vecinos.

Pero a este compromisos estamos invitados todos, en cualquier sitio en donde estemos. Se trata de cuidar el agua, de exigir que se respeten las Consultas Populares realizadas en tantos municipios y que no faltan agentes del gobierno empeñados en no darles el valor que tienen dentro de un país que se dice democrático.

La aplicación se extiende también a los educadores y padres de familia con los niños y jóvenes, muchos de los cuales están respondiendo con generosidad y creatividad al llamado de cuidar la Naturaleza y la Casa Común.