Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

“Locomotora minera”

  •   Domingo Mayo 27 de 2018
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.
  •    Pascua

El evangelio de este día nos presenta a Jesús invitando a los discípulos a ir a la naciones y bautizar en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo y añade: “y enseñándolas a cumplir todo cuanto yo les he mandado y sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28,20).


El Papa Francisco nos invita a cumplir algo que Jesús nos ha enseñado cuando nos dijo que nos amemos unos a otros así como nosotros nos a amamos a nosotros mismos. Y esto desde el punto de vista ecológico se expresa en amar y respetar la Casa Común.
Leamos algunas de las frases del Papa: “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambia. El Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente habernos creado”. (Laudato Si, n.13).

Este desafío por proteger nuestra casa común hoy incluye muchos retos. Por ejemplo, cuidar las plantaciones que nos proporcionan alimentos para la vida propia. Incluye también el desafío de no seguir favoreciendo las fincas de monocultivo, que utilizan pesticidas y semillas transgénica, ya prohibidas en casi toda Europa.

Esos cultivos eliminan otras especies y se oponen a la vocación de nuestros territorios que favorece la variedad de ecosistemas, donde crecen toda clase de plantas y donde el campesino puede recoger alimentos diferentes con una agricultura diversificada.

En la práctica las enseñanzas de Jesús se oponen a una “locomotora minera” que permite acabar con los ecosistemas que comparten los campesinos en tierras bien cultivadas y sanas, para permitir darle las tierras a empresas extranjeras que sólo buscan el olor y el dinero.

Jesús con frecuencia, sobre todo en las apariciones dice: La paz esté con ustedes!”. Y como nos dice el Papa Francisco: “La paz interior de las personas tiene mucho que ver con el cuidado de la ecología y con el bien común, porque auténticamente vivida, se refleja en un estilo de vida equilibrado unido a una capación de admiración que lleva a una a la profundidad de la vida” (L.S., nr. 225).

Y más adelante añade en el mismo número: Una ecología integral implica dedicar algo de tiempo para recuperar la serena armonía con la creación, para reflexionar acerca de nuestro estilo de vida y nuestros ideales para contemplar al Creador que vive entre nosotros y en lo que nos rodea…”.