Hoy se vale soñar

Hace tres años, los jóvenes colombianos vinculados al trabajo pastoral de la Compañía de Jesús recibieron una invitación novedosa y ambiciosa: un encuentro de jóvenes ignacianos en la ciudad de Cartagena. Allí, movidos por el Espíritu y animados por el compromiso de los jóvenes, les dimos un mensaje que, hasta el día de hoy, sigue inspirando nuestro trabajo en la Red Juvenil Ignaciana: “Se vale soñar, si ustedes sueñan y por ese sueño son capaces de jugarse su vida, cambiaran este país.”


Desde este primer encuentro el apostolado juvenil ha volcado sus esfuerzos en la construcción de una plataforma para todos los jóvenes que vibran con la espiritualidad ignaciana, una red de colaboración y articulación que nos permita soñar juntos por una Colombia justa y en paz. Así, la coordinación de pastoral juvenil de la Provincia Colombiana, inspirada por la espiritualidad ignaciana, crea, busca y articula estrategias de formación, encuentro y proyección social que generen capacidad de autogestión en los jóvenes ignacianos configurándolos como actores sociales que experimentan la profunda alegría de irse haciendo más humanos al compartir, convivir y colaborar especialmente con aquellos que carecen de diversos tipos de oportunidades.

Las intenciones y los deseos que han surgido se han materializado en diferentes procesos y actividades a los cuales se le han sumado cada día más jóvenes de diversas regiones del país y de diversos procesos pastorales, todos encaminados a la formación de jóvenes con herramientas, conscientes de sus vidas y de su papel ciudadano para aportar a un cambio profundo que se manifieste en sus contextos inmediatos.

Encuentro Nacional De Jóvenes Ignacianos – Claveriada

Inspirado en el patrono de la Provincia San Pedro Claver es una oportunidad para que los jóvenes vean la diversidad de iniciativas e intenciones que se adelantan
en el país, motivados por la auténtica oportunidad de reconocer cómo Jesús acontece en lo cotidiano y sencillo, en lo que pasa desapercibido y es ignorado constantemente. La posibilidad de reconocerse como compañeros da valor al protagonismo juvenil y fortalece las iniciativas locales y regionales, es la oportunidad de crear y creer en Colombia.

Camino de Claver

Esta es una propuesta de encuentro de jóvenes ignacianos, en la cual se invita a los peregrinos a salir de su diario vivir y enfrentarse a nuevos desafíos y retos propiciados por la caminata; como lo son el caminar en comunidad, el encuentro con otros y el yo. Así mismo, busca generar un espacio para compartir herramientas y experiencias que contribuyan al proceso de reconciliación y construcción de paz que se está llevando actualmente en el país. Lo anterior desde y en lo cotidiano, sintiendo el llamado del Papa Francisco a la necesidad de fortalecer la conciencia de que somos una sola familia humana, que debemos centrarnos en sacar lo mejor que tenemos dentro de nosotros para colaborar, apoyar y solidarizarnos con el que va haciendo camino.

Inspirados por la figura de San Pedro Claver y trabajando la metodología de peregrinaje de los Ejercicios Espirituales y del Camino de Santiago (Compostela, España), se busca en los jóvenes una transformación y autoconocimiento en más de una dimensión humana, inspirándolos para entender sus realidades y cómo pueden ser agentes de cambio de las mismas.

Proceso del 09 al 09

Bajo el lema Quiéreme bien, herédame la paz este proceso responde a una realidad muy concreta que se materializó en una invitación del Padre Francisco de Roux S.J. en el año 2015.

Atendiendo a este llamado, se ha buscado facilitar un proceso de formación, participación y construcción colectiva juvenil en torno a la paz y reconciliación, que logre sensibilizar, visibilizar y empoderar a los jóvenes frente a las realidades del país, a través del encuentro, la formación participativa y la construcción colectiva de acciones simbólicas entorno al tema de paz y reconciliación.

Hoy le apostamos a nuestra juventud, a nuestra capacidad de soñar y amar, a que el sentirnos profundamente amados por Dios nos lleve a seguir creciendo día a día, a ser mejores y a convertirnos, para nosotros mismos y para los demás, en una fuente de inspiración, pero sobre todo de acción sin importar nunca lo que nos hace diferentes sino lo que nos une. La coordinación de la pastoral juvenil de la provincia, materializada en la Red Juvenil Ignaciana, sigue trabajando por y para la juventud colombiana de la mano de distintas obras e instituciones de la Compañía de Jesús que se han sumado a los esfuerzos de construir una Colombia más justa y más humana para las generaciones presentes y futuras.