Jesuitas Colombia lamenta la muerte del P. Adolfo Nicolás, S.J.

Foto de Josh Beaver en Pexels

Por: Oficina Provincial de Comunicaciones

20 de mayo de 2020

La provincia colombiana de la Compañía de Jesús lamenta el fallecimiento del Padre Adolfo Nicolás, S. J., quien descansó en la paz del Señor este miércoles 20 de mayo. "Será muy recordado en toda la Compañía como un jesuita sabio, humilde y entregado, un hombre de gracia y sabiduría, sencillo, sin pretensiones”, aseguró el Padre General Arturo Sosa, S.J.

El P. Adolfo Nicolás inició su noviciado en 1953 en la ciudad de Aranjuez y se ordenó en 1967, luego de terminar sus estudios de Teología en Tokio. Fue magister en Sagrada Teología de la Pontificia Universidad Gregorian y profesor de Teología Sistemática en la Universidad Sofía. 

Se desempeñó como: director del Instituto Pastoral de Manila de Filipinas, rector del Escolasticado de Tokio y Superior Provincial de los Jesuitas en Japón. Entre los años 2000 a 2004 trabajó con la población de inmigrantes en Tokio y del 2008 al 2016, sucedió al Padre Peter Hans Kolvenbach, S.J. como General de la Compañía de Jesús. 

 

 

“El P. Nicolás se dio por entero a lo largo de su vida. Fue una vida marcada por un servicio intenso, una disponibilidad serena y una gran capacidad de inculturación en Japón, adonde fue cuando era un joven jesuita. Era una cultura que amaba mucho y con la que se comprometió totalmente. Su tiempo, como General, estuvo marcado por su sentido del humor, su coraje, su humildad y su estrecha relación con el papa Francisco”, señaló el Padre Sosa.

El funeral del Padre Adolfo Nicolás tendrá lugar en Tokio el sábado 23 de mayo a las 5:00 p. m., en la Iglesia de San Ignacio. La celebración será transmitida en vivo, a través de internet.

Rendimos un homenaje al P. Adolfo y recordamos algunas de sus reflexiones en el marco de la conferencia La educación en la Compañía de Jesús, del 8 de mayo de 2013:

 

Consulta el sitio web especial sobre el P. Nicolás publicado por la Curia General. Demos gracias a Dios por su vida y perseverancia en la Compañía.